Mediación. Ayer y hoy

Mediación ayer y hoy

Cómo ha cambiado la mediación

A día de hoy, la mediación es considerada como una disciplina y una profesión caracterizadas por una filosofía, una metodología y una ética propias, pero existió desde tiempos remotos, en muy diversas sociedades y comunidades del planeta. Su base es lo que fue, la asistencia de una tercera persona ante un conflicto. Tal y como hoy sucede, esa tercera persona tenía que tener unas características y unas competencias que la habilitasen para la gestión de las disputas. Hoy lo llamamos formación, experiencia, experticia; antes era edad, sabiduría, respetabilidad, autoridad.

La figura del mediador ha existido en todos los momentos y todas las civilizaciones de la historia.

El conflicto es intrínseco al ser humano y su génesis la encontramos en la vida en comunidad. Al igual que el conflicto se remonta a épocas inmemoriales, podemos afirmar que la mediación también. La filosofía en la que se apoya esta disciplina se ha extendido desde épocas remotas a múltiples rincones del planeta, configurándose, en algunos lugares, como una institución para la gestión de conflictos y siendo antecedente histórico para lo que hoy llamamos mediación.

En África, los jefes de cada familia son los principales agentes pacificadores. Se les atribuye edad, experiencia, sabiduría, respeto. En Hawai existe la tradición del holoponopono; las poblaciones caucásicas también utilizan la variable de la edad de sus líderes como aspecto influyente en su capacidad para la gestión de conflictos, debido a la experiencia, respeto y sabiduría que se les atribuye.

En algunas culturas orientales como la china y la japonesa, la conciliación y la mediación fueron las principales herramientas para resolver las desavenencias. Como consecuencia, en China, surgieron los comités populares de conciliación. En Japón, se erigían líderes que ejercían como mediadores para ayudar a los miembros de su comunidad a resolver sus diferencias. En ambos países, estos antecedentes dieron lugar a la aprobación de distintas disposiciones legales a fin de instaurar la conciliación, como recurso habitual, en los tribunales japoneses.

A lo largo de la historia ha habido numerosos grupos étnicos y culturales que han establecido sus propias normas a fin de gestionar las situaciones de desavenencia manteniendo su independencia a salvo de otras instituciones como el poder religioso o gubernamental. Con el paso de los años, distintos gremios profesionales del ámbito del comercio y de la industria, comenzaron a desarrollar figuras y organismos encargados de mediar en distintos tipos de conflictos.

La constante que se ha mantenido desde los inicios más remotos, es el hecho de delegar en terceras personas capacitadas, con unas características y capacidades determinadas, la resolución de los conflictos humanos.

Si quieres obtener las herramientas y técnicas para la mediación de conflictos, te esperamos en nuestra formación especializada:

Mediación: ámbitos y técnicas de aplicación